Gracia fundaCIONAL

radiatingchrist.jpg

Solo se puede entender santa Teresa de Calcuta desde la experiencia ella tuvo el 10 de septiembre de 1946. Ella llamo este día el día de la inspiración, la llamada dentro de la llamada. Sea lo que haya sido esa experiencia fue una gracia que cambio la vida de Madre. Ella ya no fue la misma después de esta experiencia. Ella se refiere a esta experiencia como “fuerte gracia de Luz y amor divinos” y luego nos dice que fue “en las profundidades del infinito anhelo de Dios de amar y ser amado…” O sea, fue una experiencia de la infinita sed de Dios. 

El Carisma de los Misioneros de la caridad es enteramente basado en el misterio del insondable amor de Dios revelado en el grito de sed de Jesús desde la Cruz.”1

P Joseph Langford MC

 

Muchos ven las obras que Madre Teresa hizo, pero poco son capaces de ver de donde nace, todo lo que hizo, Madre Teresa.  Todo nace de la experiencia de las profundidades infinitas del anhelo (Infinita sed) de Dios de amar y ser amado. 

 

Como nos deja claro también P Joseph “Hablar de una ‘Sed’ divina no implica ninguna falta o necesidad en la divinidad. Al contrario, esta es imagen de la desbordante plenitud del amor de Dios, un amor que anhela atraernos hacia el abrazo divino, aun al precio de la sangre de Cristo. Podemos afirmar con Juan Pablo II que ‘con esas palabras (Tengo Sed) Jesús confirma el ardiente amor’ del salvador y revelan la profundidad de su deseo de ‘abrir para todos nosotros la fuente de agua’ para saciar la sed del hombre por Dios.”2 En su sed en la Cruz, Jesús revela a Dios como amor ilimitado. 

images - copia_edited_edited.png

LA INSPIRACIÓN

TREN_edited.png

En septiembre de 1946, Madre Teresa, cuando iba rumbo al convento de Loreto en Darjeeling, pueblo enclavado a los pies del Himalaya, a unos 650 kilómetros al norte de Calcuta, para hacer su retiro anual. Durante el viaje en tren, el martes 10 de septiembre de 1946, tuvo una decisiva experiencia mística de  Cristo y con su infinita sed.

Ella poco a poco dejo entrever lo que esta experiencia fue para ella. Sabemos que fue una revelación de la Sed del Señor, y fue al pie de la Cruz. Por que ella misma lo dijo, sabemos que fue una experiencia,  "de las profundidades infinitas del anhelo de Dios de amar y ser amado". Ella experimentó la sed infinita de Dios de amarla, y amar a traves de ella. Pero también su sed de ser amado. Lo mas importante es que ella siempre insistió que también nosotros podemos tener la misma experiencia. 

Durante lo que quedaba del año 1946 y el resto del 1947 ella siguió teniendo locuciones, experiencias místicas. 

VEN, Y SE MI LUZ

SANTA TERESA DE CALCUTA LLAMADA CONTADA POR ELLA MISMA:

 

1) Vi una gran muchedumbre—todo tipo de personas—muy pobres y también había niños. Todos ellos tenían sus manos alzadas hacia mí—yo estaba de pie y ellos alrededor. Gritaban «Ven, ven, sálvanos—llévanos a Jesús».

 

2) De nuevo esa gran muchedumbre—pude ver gran dolor y sufrimiento en sus rostros—yo estaba arrodillada cerca de Nuestra Señora, que estaba frente a ellos.—No vi su cara, pero oí que decía «Cuida de ellos—son míos.—Llévaselos a Jesús—traeles a Jesús.—No temas. Enséñales a rezar el Rosario—el Rosario en familia y todo irá bien.—No temas—Jesús y yo estaremos contigo y tus hijos».

 

3) La misma gran muchedumbre—estaban cubiertos en oscuridad. Sin embargo los podía ver. Nuestro Señor en la Cruz. Nuestra Señora, a poca distancia de la Cruz—y yo como una niña pequeña en frente de ella. Su mano izquierda estaba sobre mi hombro izquierdo—y su mano derecha sostenía mi brazo derecho. Ambas estábamos frente a la Cruz. Nuestro Señor dijo—«Te lo he pedido. Ellos te lo han pedido y ella, Mi Madre, te lo ha pedido. ¿Te negarás a hacer esto por Mí—cuidar de ellos, traérmelos?» [3]

12802849_807799242699024_1304342402960641133_n.jpg

JESÚS LE DICE A  MADRE TERESA

 

Pequeñita, dame almas—Dame las almas de los Niños pequeños pobres de la calle.—Cómo duele, si tú sólo supieras, ver a estos niños pobres manchados de pecado.—Anhelo la pureza de su amor.—Si sólo respondieras y Me trajeses esas almas—apartándolas de las manos del maligno. Si sólo supieras cuántos pequeños caen en el pecado cada día. Hay muchas Religiosas cuidando a los ricos y pudientes—pero para Mis muy pobres, no hay absolutamente ninguna. Es a ellos a quien anhelo—les amo. ¿Te negarás?»

«Quiero, Misioneras de la Caridad, que serían Mi fuego de amor entre los pobres, los enfermos, los moribundos y los niños pequeños. Quiero que Me traigas los pobres y las Hermanas que ofrecerían sus vidas como víctimas de Mi amor—traerán esas almas a Mí. Sé que eres la persona más incapaz—débil y pecadora, pero precisamente porque lo eres—te quiero usar para Mi gloria. ¿Te negarás?

mADRE EN LORETO.png
17218730_1671049359578647_6277409389282696173_o.jpg

«Pequeña mía—ven—ven—llévame a los agujeros de los pobres.—Ven, sé Mi luz.—No puedo ir solo—no Me conocen —por eso no Me quieren. Tú ven—ve hacia ellos, llévame hasta ellos.—Cuánto anhelo entrar en sus agujeros—en sus oscuros e infelices hogares. Ven, sé su víctima.—En tu inmolación—en tu amor por Mí—ellos Me verán, Me conocerán, Me querrán. Ofrece más sacrificios—sonríe más tiernamente, reza más fervientemente y desaparecerán todas las dificultades.

«Te has hecho Mi esposa por amor a Mí—has venido a la India por Mí. La sed que tenías de almas te trajo hasta tan lejos.—¿Tienes ahora miedo a dar un nuevo paso por tu Esposo—por Mí—por las almas? ¿Se ha enfriado tu generosidad? ¿Soy secundario para ti? Tú no moriste por las almas—por eso no te importa lo que les suceda.—Tu corazón nunca ha estado ahogado en el dolor como estuvo el de Mi Madre.—Ambos nos dimos totalmente por las almas—¿Y tú? Tienes miedo... No—tu vocación es amar y sufrir y salvar almas y dando el paso cumplirás el deseo de Mi Corazón para ti. [4]

Tengo Sed

La palabra clave para abrir el corazón de Dios, es la puerta la ventana al misterio insondable del amor de Dios.

La biblia trata de usar, imágenes, analogías, pero siempre es corta, no pueden por si mismas expresar lo inexpresable.

 

“Tengo sed” trata de encapsular todas esas imágenes y analogías sobre el amor de Dios, dirigirnos hacia el insondable abismo de su anhelo infinito de amar y ser amado. Madre Teresa nos dice:

 

“Recuerda esto, ‘Tengo sed’, es algo mucho más profundo, que si Jesús solo haya dicho ‘te amo’”. 

“Tengo Sed”

no es algo para entender, es algo para experimentar.

________________________

1 MC Charisma Worshop # 25

2 MC Charisma Worshop # 28

3. Del libro Ven se  mi luz, Kindle Edición

4.Del libro Ven se  mi luz, Kindle Edición