carisma

TENGO SED

maxresdefault.jpg

P.  Joseph Langford MC nos dice “El Carisma de los Misioneros de la caridad es enteramente basado en el misterio del insondable amor de Dios revelado en el grito de sed de Jesús desde la Cruz.”1

 

Muchos vemos las obras que hacemos en nuestro carisma, pero no vemos de donde nace, porque lo hacemos. Todo nace de la experiencia de las profundidades infinitas del anhelo (Infinita sed) de Dios de amar y ser amado.

[1]  MC Charisma Worshop # 25

don de nuestro carisma2 [Autosaved] (2).jpg

¿Que es un Carisma?

"El carisma mismo de los Fundadores se revela como una experiencia del Espíritu (Evang. nunt. 11), transmitida a los propios discípulos para ser por ellos vivida, custodiada, profundizada y desarrollada constantemente en sintonía con el Cuerpo de Cristo en crecimiento perenne. Por eso la Iglesia defiende y sostiene la índole propia de los diversos Institutos religiosos (LG 44; cfr. CD 33; 35, 1, 2, etc.). La índole propia lleva además consigo, un estilo particular de santificación y apostolado que va creando una tradición típica cuyos elementos objetivos pueden ser fácilmente individuados." (Mutuae relationes)

madre teresa.png

La palabra carisma se puede usar de varias  formas. Carisma quiere decir don. Todo carisma es un don del Espiritu Santo. Están los dones carismáticos, por ejemplo, el don de sanación, el don de lengua Etc.

Pero Carisma (con mayúscula) o Carisma Religioso es también un don del Espíritu Santo, que se revela como una experiencia del Espiritu y es trasmitida a los propios discípulos. Nace de un encuentro con lo divino, (de una teofanía), que da una nueva identidad, una nueva forma de comunicarse con Dios, el mundo y uno mismo. este se manifiesta en el estilo de vida, en la manera de vivir mi fe y del ver

Un Carisma es un camino de Santidad aprobado por la iglesia. Es una manera particular de vivir la fe cristiana. Dios nos elige desde toda la eternidad para vivir mi fe desde un carisma. 

PADRE

SANTISIMA TRINIDAD

Como anhelo infinito de amar

y ser amado. 

DIOS ES AMOR

Dios es amor, y es amor primero no porque nos ama a nosotros, pero en la Trinidad mismo. El Padre desde toda la Eternidad es un acto de amor al Hijo, un vaciarse infinitamente, un darse totalmente al Hijo. Y a su vez el Padres es un acto de recibir eternamente e infinitamente el amor del Hijo.  El Hijo a su ves es un acto de recibir el amor del Padre, y a su ves es un acto de amor al Padre vaciándose de nuevo en el  Padre. Este intercambio de Amor es el Espiritu Santo. 

Madre Teresa dice que decir "Tengo Sed" es mucho mas que decir "Te Amo". El amor que hay en la Trinidad podríamos decir es una eterna, sed, anhelo del Padre de Amar y ser amado por el Hijo, una infinita Sed del Hijo de amar y ser amado por el Padre. Por lo tanto el Espiritu Santo es la Sed y al mismo tiempo el agua viva que sacia. 

"La fuerte gracia de luz y amor divinos que Madre recibió en el viaje por tren a Darjeeling el 10 de septiembre de 1946, es el inicio de los MC – en las profundidades del infinito anhelo de Dios de amar y ser".

Santa Teresa de Calcuta

HIJO

ESPIRITU SANTO

"Al único que ha hecho maravillas, porque es eterno su amor. Al que hizo el cielo con sabiduría, porque es eterno su amor. Al que asentó la tierra sobre las aguas, porque es eterno su amor." (Salmos 136:4-6)

El amor es efusivo, tiende a darse a derramarse. Dios no queriendo contener su amor, su vida divina quiso compartir su gloria, o sea su amor y bondad con otros seres. Por eso nos creo, para manifestar su amor y bondad, en otras palabras para amarnos y nos dejemos amar por el y respondamos a ese amor con amor. 

Dios nos a amado desde toda la eternidad, el ya nos conocía y soñaba con nosotros. El catecismo de la Iglesia dice: 

Porque Dios no tiene otra razón para crear que su amor y su bondad: "Abierta su mano con la llave del amor surgieron las criaturas". 

Catecismo de la Iglesia Católica 293

En otras palabras, fuiste creados para ser amado por Dios, el amor de Dios es eterno, infinito, sin limites. 

CREACION.png
pecado2_edited.jpg

"Ellos no me quieren, por que no me conocen" (Jesús a Madre Teresa.)

"Todos pecaron y están privados de la gloria de Dios -" (Romanos 3:23)

Todos hemos pecados, y estamos privados de la gloria de Dios, o sea estamos privados de la manifestación del amor y bondad de Dios.  Dios nos siguió amando. Nosotros no podemos hacer cambiar a Dios, el es amor y nos ama siempre. Sin embargo, el pecado creo un abismo infranqueable entre Dios y los hombres, dejando sediento a Dios por los hombres y los hombres por Dios.

Esa sed, ese anhelo de Dios no nace de una necesidad en Dios, pero de una superabundancia de amor. Nos creo para amarnos, para darnos su vida y amor, y nosotros rechazamos ese amor.

El hombre consiente del vacío que hay en su corazón, busca desesperadamente saciarse con cosas que no pueden llenarlo. Fuimos creados por Dios, para Dios y solo en Él podremos alcanzar la verdadera dicha que buscamos. Esta falsas sedes solo nos dejan mas sediento y mas lejos, de la meta, no hay nada que el hombre pueda hacer para regresar al abrazo del amor de Dios, al paraíso perdido. 

"Porque tanto amo Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que crea en el no perezca, sino que tenga vida eterna." (Juan 3:16)

Tan sediento estaba el Dios de amarnos, de que nos dejemos amar por Él, que envió a su único Hijo para que el mundo no se pierda pero se salve, que tengamos vida eterna y la vida eterna es conocerlo a Él (Cf. Juan 17:3) que es amor. El quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento de pleno de la Verdad. (Cf 1 Timoteo 2:3-4) Esta verdad, es la verdad de su amor sediento, la verdad de las profundidades infinitas del anhelo de Dios de amar y ser amado. 

Solo este encuentro, esta experiencia del amor de Dios, puede saciar al hombre por Dios y Dios por el hombre. La cruz de Cristo es la ventana, al corazón de Dios, el momento de mayor gloria, de mayor manifestación de quien es Dios. Todo el Antiguo Testamento fue escrito para preparanos para este momento y todo el Nuevo Testamento fue escrito para explicarnos y aplicar este momento. 

Es por la cruz de Cristo que regresamos al abrazo del Padre y de su amor. Es en la Cruz de Cristo que podremos entender el las profundidades del infinito anhelo de Dios de amarnos y ser amado por nosotros. Solo en la cruz de Cristo podremos ver el verdadero rostro de Dios, la verdadera gloria de Dios que Moisés desea ver. (Cf. Exodos 33:18-20)

jESUS CRUSIFICADO.png

TENGO SED

CRISTO-CRUSIFICADO3_edited_edited.png
TENGO SED

"Nosotros predicamos a Cristo crucificado: escandalo para los judios, necedad para los gentiles; pero para los llamados -judíos o griegos-, un Cristo que es fuerza de Dios y sabiduría de Dios." (1 Corintios 1:23-24)

Cristo crucificado es la "Sabiduría de Dios" y "Fuerza de Dios".  Es sabiduría de Dios, por que es la revelación de quien es Dios. Dios es verdad  (Cf. Juan 14:6) y Luz (1Juan 1:5), sabiduría es conocer la verdad, y Dios es la Verdad con mayúscula. Es a traves de  Cristo Crucificado que puedo conocer el Corazón de Dios. El Papa  Benedicto XVI, dijo: "el verdadero conocimiento de Dios consiste en una experiencia personal y profunda de Jesucristo y Su amor" [1]  Este conocimiento  solo podemos obtenerlo al pie de la Cruz. 

Todos hemos pecados, y hemos perdido la gloria de Dios( Cf. Romanos 3:23) La gloria de Dios es la manifestación de su amor y bondad(Cf. Catecismo de la Iglesia 293-294). Todos vivíamos en el reino de las tinieblas(Cf. Colosenses 1:13), esclavos del demonio(Cf. 1Juan 3:8) No éramos capaces de ver la verdad engañados por el demonio (Cf. 2Corintios 4:3-4) Éramos incapaces de conocer el amor de Dios, conocer el verdadero rostro de Dios. Jesus dice: "La verdad los harà libres" (Juan 8:32). El diablo nos tiene atados por las mentiras que le creemos. La cruz es el momento de mayor gloria, (Cf. Juan 12:23-24) de mayor manifestación de amor y verdad de Dios.

La vida eterna es conocer a Dios verdadero y a su Hijo (Cf. 17:3), esta comienza aqui cuando tenemos este encuentro, este conocimiento intimo, esta experiencia de su amor. San Pablo dice que el  ora para que conozcamos, la anchura, la profundidad, la altura del amor de Cristo que va mas allá de todo conocimiento. (Cf. Efesios 3:14, 18_19)  El mismo, teniendo este conocimiento intimo, dice que después de haber conocido a Cristo todo lo demás es basura comparado con este conocimiento superior. (Cf. Filipenses 3:7-8)

Pero para llegar  es este conocimiento, intimo del Señor, para conocer las profundidades infinitas del anhelo de Dios de amar y ser amado necesitamos, permanecer en la Cruz de Cristo y escuchar el grito de Jesús, "Tengo Sed". (Cf. juan 19:28) Todas las Sagradas Escrituras son una revelación de quien es Dios, especialmente es una revelación del amor de Dios. Pero  el evangelio dice que dijo "Tengo sed" para que "τελειόω teleióo"  (que quiere decir perfeccionar, completar) las Escrituras. Tengo Sed viene a perfeccionar las escrituras, por que esta es la llave para entender las escritura, es la llave para entrar en el corazón de Dios, es la llave para entender la pasión de Cristo. Sin la revelación de la sed del Señor, no comprenderíamos la profundidad de este amor, de este anhelo, de Dios, y las Escrituras serían incompletas, imperfectas.  

.

Cristo Crucificado es fuerza de Dios, por que por el poder de la cruz, el Señor hace posible el regreso al encuentro con Dios. Él por el poder de su Cruz, tira el muro que nos separaba de Dios, me justifica para hacerme capaces del amor de Dios.

Cristo Crucificado es también "Fuerza de Dios" por que el encuentro, con las profundidades infinitas del anhelo de Dios de amar y ser amado, con la infinita sed del Corazón de Dios, nos lleva a una transformación total. Tiene poder de cambiar nuestras vidas, como cambió la vida se Santa Teresa de Calcuta. Nunca mas seremos los mismo después de  que de verdad tengamos este encuentro personal con Cristo Crucificado y su amor sediento. 

[1] Benedicto XVI Audiencia general Plaza San Pedro, miércoles, 21 de octubre de 2009

¿Como llegamos hoy al Calvario?

Ir a la Cruz de Cristo, y permanecer ahí perpetuamente no es fácil, yo diría imposible. Es aqui donde necesitamos a María. Dios viendo nuestra pequeñez, nuestra pobreza, nuestra nada, nos proveyó de muchos medios para que alcancemos nuestro fin ultimo. Pero especialmente, nos dio el Corazón de su Madre para que ahi podamos vivir fuera del reino de las tiniebla. El Señor nos liberó del reino de las tinieblas para llevarnos al reino de su Hijo (Colosenses 1:13). Y el reino de su Hijo es el Corazón de María. El Corazón de Maria es la verdadera esclava del Señor Cf. Lucas 1:38), la única donde no gobernó el pecado, por que ella es la "llena de gracia" (Cf. Lucas 1:28). 

El Corazón Inmaculado de María llega a ser el lugar del encuentro, la atmosfera, el templo donde tener este encuentro. El enemigo hará todo lo que este en su alcance para que de ninguna manera tu tenga el encuentro con el amor sediento de Dios revelado en el grito de Jesús en la Cruz "Tengo Sed". El enemigo sabe lo que pierde si tu llegas al encuentro, el habría perdido tu alma, y el no se puede permitir eso. 

El Corazón de Maria provee  el lugar, la atmosfera apropiada donde las insinuaciones, del enemigo no pueden entrar, donde el reino de las tinieblas no puede entrar. Por eso este Carisma es totalmente Mariano. Sin María, no llegaríamos al calvario donde podremos encontrarnos con el Señor. Es María misma que  dentro de su Corazón nos guia al pie de la Cruz, como acompaño a Juan.(Juan 19:26)

Presentation1_edited_edited_edited_edited.png
png-transparent-child-drawing-animation-dessin-animxe9-two-children-childrens-clothing-chi

Para entrar en el Corazón tenemos que seguir un patron de gracia. Ante todo tenemos que hacernos pequeños niños. (Lucas 18:15-16) Santa Teresita del Niño Jesús nos ayuda con esto. El pequeño camino de la infancia Espiritual es nuestro camino al encuentro con el Señor. Este Camino de Confianza, Abandono, y Alegría. Un camino de total dependencia en María. Sabiendo que por nosotros no podemos nada, que no podemos hacer nada bien, menos nada espiritualmente meritorio. Todo depende de la gracia de la cual María es la dispensadora. Le debemos dejar a María hacer con nosotros lo que quiera, como quiera, cuando quiera. Que realmente sea nuestra Madre, Reina y Señora. 

Jesús quiere encontrarse con nosotros, a donde estamos, no donde queremos estar. Él quiere encontrarse con el verdadero tu, no con tus mascaras que has creado. El conoce tu debilidades, y defectos, aun tus pecados, pero aun así El quiere darte su amor, quiere la oportunidad de amarte. 

Los fariseos se quedaron fueran el reino, no por que fueran malos sino por que creían que podían ganarse el amor de Dios. No podían aceptar el amor de Dios gratuitamente. Debemos llevarle a Jesus todo lo que hay en el corazón, memorias dolorosas, vergonzosas, memorias alegres, heridas, etc., etc. Solo por la herida mas profunda, de la mano de María podrás entrar al Corazón traspasado de María. 

Corazon Roto_edited.png